Los biofertilizantes son insumos de origen biológico que se aplican al suelo para mejorar la disponibilidad de nutrientes, favoreciendo el desarrollo y el rendimiento de los cultivos y la estabilidad de los agroecosistemas y del ambiente.

La composta es un abono natural de elevada calidad, producto de la descomposición de residuos orgánicos a partir de organismos como bacterias (ciclofílicas, mesófilas, termófilas y anaerobias) y hongos.