La purificación de agua consiste en una variedad de técnicas de tratamiento, filtración y/o desinfección que son realizadas para que el agua adquiera y/o mantenga una calidad adecuada para su uso en alguna tarea específica, por ejemplo, para consumo humano.

Un sistema de captación y aprovechamiento de agua de lluvia (SCALL) consiste en un diseño que permita interceptar, recolectar y almacenar el agua de lluvia.