Ecotecnias como medios para la satisfacción de necesidades básicas en Michoacán

Fecha: 3 marzo, 2017

17097165_1638857162796069_2718798702055637940_o

Michoacán es un Estado con problemas de desigualdad económica, en el año 2010 se encontraba entre las 15 entidades más inequitativas del país y de acuerdo al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) en 2012 el 55.4% de la población vivía en condiciones de pobreza. Al igual que en el resto del país, las comunidades rurales de Michoacán generalmente son vistas como sinónimo de carencias y atraso, concentran la mayor población en condiciones de pobreza extrema y se han convertido en el escenario de críticos problemas sociales como la migración y el auge del narcotráfico.

En las zonas rurales del Estado el acceso a infraestructura y servicios para el acceso a infraestructura, bienes y servicios para la satisfacción de necesidades humanas básicas[1] como agua potable, energía eléctrica, saneamiento, entre otros, es relativamente menor en las áreas rurales que en las ciudades.

Ante este contexto se propone a las ecotecnologías como alternativas adecuadas para propiciar el acceso a satisfactores como infraestructura y servicios básicos mediante el uso sostenible de los recursos naturales locales. En diferentes regiones de México, incluyendo Michoacán, se han desarrollado, adaptado y difundido diferentes sistemas y aplicaciones ecotecnológicas para la generación y aprovechamiento de energías renovables, el manejo integrado del agua, el saneamiento ecológico, así como la producción ecológica de vivienda y alimentos, que pueden contribuir a detonar procesos de desarrollo mediante el fortalecimiento de capacidades locales y empoderamiento comunitario.

La ecotecnología cuenta con un importante potencial para contribuir a la satisfacción de necesidades humanas básicas brindando simultáneamente una extensa gama de beneficios ambientales locales (recuperación de suelos, reducción de la contaminación de cuerpos de agua locales) y globales (mitigación emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera), beneficios a la salud (reducción de la contaminación intramuros al remplazar fogones por estufas eficientes o disminución de la presencia de patógenos por el uso de sanitarios ecológicos), e inclusive económicos (generación de oportunidades locales de empleo o ahorro económico por el uso eficiente de los recursos).

[1]  El concepto de necesidades humanas básicas agrupa las mínimas necesidades humanas cuya satisfacción permite garantizar el bienestar físico a largo plazo. La privación de la satisfacción de estas necesidades para un individuo o grupo social es un referente claro de pobreza y por ello el tema se ha convertido en un asunto prioritario para los gobiernos y agencias internacionales de desarrollo.


Compártelo:

Captura de pantalla 2017-03-08 a la(s) 21.04.36
 
Recibe nuestro Boletín Electrónico   Suscríbete